365 Dibujados (el año ilustrado)

103: María Marchita

Posted in Sin Categoría by Eric on 2009-09-09

103---Inmaculado-CorazonPara completar mi colección de corazones iconográficos cristianos presento ahora el Inmaculado Corazón de María. Es un símbolo de la vida interior de María (penas y alegrías, virtudes e imperfecciones y su amor por Dios). Las siete espadas que lo atraviesan representan los siete dolores de María y por eso se rezan siete Ave María en su devoción.

… Cuando uno se pone a investigar todos estos rincones del dogma católico descubre cosas muy interesantes. Particularmente es interesante que la Biblia no habla demasiado de María, y mucho de lo que se conoce de ella fue establecido por la iglesia en otros documentos (encíclicas papales y demás). En vez de leer a Dan Brown vale la pena agarrar Wikipedia y empezar a navegar por la verdadera rosca.

Anuncios

053: Palermo Guadalupe

Posted in Sin Categoría by Eric on 2009-07-21

53---Guadalupe

Hace rato que sabía que iba a dibujar algunas vírgenes, porque iconográficamente son una de mis cosas favoritas. Particularmente la virgen de Guadalupe es interesante porque, además de ser la virgen oficial de mi barrio, existe una pintura “oficial” de ella (que aparentemente fue hecha por la virgen misma, a través de un milagrito) con lo cual todo detalle de esa representación puede encerrar potencialmente un misterio simbólico devastador (los números de Lost son un poroto al lado). Intentar ser fiel al canon iconográfico es, por otra parte, lo que me detuvo de dibujar vírgenes hasta ahora.

… Por otra parte, últimamente llega muchísima gente cada día a este blog mediante búsquedas en Google de “Dibujos del espíritu santo” y derivados (incluso hay varios que andan buscando fotos de él!) lo que me lleva a darme cuenta de que hay un tremendo nicho para el que se quiera dedicar a la ilustración cristiana. Eso me llevó a preguntarme cómo hacen las maestras de catequismo para competir con Las Chicas Superpoderosas y Hannah Montana cuando quieren explicar la asunción o la virgnidad perpetua.